lunes, 14 de enero de 2013

Una pintura bajo sospecha

El misterio de Van Dyck

El "Retrato de Duquesnoy", pintado en 1623 por el genio flamenco Anton Van Dyck, es uno de los emblemas del patrimonio artístico belga y  una de las obras  estrella del Museo de Bellas Artes de Bruselas. Sin embargo, un programa de investigación de la televisión pública belga se ha atrevido a poner en duda su autenticidad y afirmar que solo se trata de una copia.
La historia es así: el original de Van Dyck pertenecía a la colección privada del rey Leopoldo II, quien pasó a la historia como propietario de una inmensa colonia africana que luego sería el Congo Belga. En 1890 se produjo un devastador incendio en el palacio de Laeken de Bruselas y, según lo que se publicó entonces, el retrato de Duquesnoy estaría entre las víctimas del accidente. Sin embargo, poco tiempo después, en 1909, figuraba entre la lista del lote de obras de arte que Leopoldo II tenía intención de vender al marchante francés Francis Kleinberguer para recomponer su fortuna. Ante la posibilidad que Bélgica perdiera tal importante obra de su patrimonio, el estado compró al monarca el cuadro en cuestión. Pero, oh, sorpresa! ese mismo año el marchante se anotó la venta de este cuatro a un millonario norteamericano que lo mantuvo en su casa de Nueva York al menos hasta 1929 cuando fue prestado para una exposición dedicada al gran maestro flamenco. Entonces, ¿el rey Leopoldo estafó al estado belga?
La investigación señala que el cuadro que cuelga en el museo de Bellas Artes mide 7 cm menos que lo que figura en la documentación histórica, mientras que el catálogo de la exposición donde se vio por última vez el otro, figuran las medidas exactas. Los descendientes del comprador y los actuales propietarios del apartamento neoyorkino no saben nada de la obra, de modo que no hay manera de realizar comparaciones con el ejemplar colgado en el Museo en donde, además, se niegan a someter a la obra a pruebas agresivas que pudieran dañarlo.
¿Cuál de las obras es auténtica? ¿Será la de Bruselas o la desaparecida de NY? ¿O quizás ambas son falsas y la verdadera se prendió fuego en el incendio? Tal vez nunca lo sepamos.

20 comentarios:

  1. Me encantas éstas historias que contás Maru!
    Beso
    Marce

    ResponderEliminar
  2. Sea como sea, estas sospechas e historias les sirven para darle muchísima prensa al cuadro!
    beso grande Maru!

    ResponderEliminar
  3. buenaaaa un mi te ri o de bienvenida!

    ResponderEliminar
  4. mmm demasiadas sospechas. Me inclino a pensar que Leopoldo contal de recomponer sus finanzas se la pasó haciendo copias...

    ResponderEliminar
  5. Misterioso asunto...
    Volviste!! Bienvenida!
    Besote

    ResponderEliminar
  6. Ya me mareé Maru.
    Besito y bienvenida al cemento :)

    ResponderEliminar
  7. Maruuu!!!happy thanksgiving day, Happy Halloween, Merry Christmas, Happy New Year and Happy Three Kings Day...te deseo todo lo mejor en este nuevo ano que entro ,oye a mi me parece bien interesante esto de el retrato,yo pienso que pudo haberse quemado y solo trato don Leopoldo de recuperarse economicamente y ahora creo que con el alboroto de la polemica quizas se busca publicidad....a saber a ciencia cierta que hay detras de todo...Un gusto verte publicando de nuevo .
    Un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida! Buen año para vos!
    Con respecto a las obras creo que son falsas ¿ por qué se niegan a analizarlas??
    Besosss Maru

    ResponderEliminar
  9. No espero menos de un monarca que que estafe al estado, no?

    ResponderEliminar
  10. mmmm se habra tentado de la estafa? jajja, despues los reyes dicen que no son queridos! jaja, que locura.. de todos modos me qeudaria con la duda antes que estropear la supuesta obra original... besos Maru!!!!! que bueno que volviste!!! (tu almohadon te espera eh???? ) jaja, besos

    ResponderEliminar
  11. Tu entrada me confirma del todo... que nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo (e interesante!).
    Un beso,
    Marta

    ResponderEliminar
  12. Misterio, misterio, me enganchas con tus historias y lomque aprendo
    Besos y feliz año guapa
    Yolanda

    ResponderEliminar
  13. Un misterio...habrá estafado??? Pero si hay dos al menos una no es original...
    Mmmmmm...por qué no dejan que sean analizadas? Mi abuela diría: cuando el río suena...
    Un beso y bienvenida :)

    ResponderEliminar
  14. Qué buena historia!!! Y cuántas obras que tenemos en los museos no son autenticas??? No creo que sea el único caso...
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  15. Hola Maru! volví al ruedo después de las vacas y sos el primer blog que visito, cómo la pasaste??? a ver cando nos vemos!! besotes mil!

    ResponderEliminar
  16. MMM Digo yo que si hay dos, al menos uno será el bueo, no??? Por cierto, tengo un amigo que tiene su misma cara, lo juro!
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Sospecha, misterio.... me encanta!!

    ResponderEliminar
  18. Es curioso que si un pintor puede llegar a igualar a otro, excepto en la creación, no sea igualmente reconocido,siempre me ha intrigado!

    Un saludo y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  19. Estas historias, siempre son buenísimas... ahora, el punto de Kat es cierto y rara vez considerado. Besos!

    ResponderEliminar
  20. Hola, hemos agregado un trackback (enlace hacia este artículo) en el nuestro ya que nos pareció muy interesante la información detallada pero no quisimos copiarla, sino que nuestros lectores vengan directamente a la fuente. Gracias... simit por placa

    ResponderEliminar